16 M: Señalización de elementos Accesibles / Inaccesibles

16 Mar

El pase de diapositivas requiere JavaScript.

Durante el día de la Accesibilidad, una parte del grupo (Eugenio, Mari Carmen y Santi) tuvimos la tarea de señalizar elementos del museo que son inaccesibles con cuartillas de color rojo pegadas con celo. También señalizamos con papeles verdes que ponían “Accesible” las cosas que estaban bien puestas. Esto lo hicimos al comienzo de la mañana, de forma que los carteles estuvieron puestos durante algunas horas, con la idea de que a los visitantes les llamase la atención y se fijasen en los elementos inaccesibles y en la importancia de facilitar el acceso de todos al museo. Entre todos íbamos localizando estos lugares, con la ayuda de fotografías hechas por nosotros mismos el año pasado y que habíamos impreso en el Centro para acordarnos de los elementos inaccesibles que ya habíamos detectado.

Antes de pegar los carteles hablábamos con los vigilantes de sala para informarles de que estábamos celebrando un día de la Accesibilidad con esta acción, para que no nos pusiesen pegas. La mayoría estaba ya al tanto porque habían visto los carteles grandes del mostrador de Sabatini o porque se lo habían contado entre ellos. A algunos incluso les pudimos hacer una entrevista breve preguntándoles por su opinión de la accesibilidad al museo y pudimos comprobar que no siempre son conscientes de las dificultades que las personas con y sin discapacidad pueden encontrarse al visitarlo. En la tienda, en cambio, pegamos un cartel de “Inaccesible” en la rampa que está bloqueada y las trabajadoras nos preguntaron muy interesadas por Conect@, ya que ellas también han tenido problemas cuando alguna persona con dificultades de movilidad quiere entrar en la tienda. 

Cada vez que pegábamos un cartel hacíamos una fotografía para documentar nuestra acción. En total pusimos 12 carteles rojos de “Inaccesible” y 8 verdes de “Accesible”. Por ejemplo, marcamos como “Inaccesibles” los escalones de acceso a la sala de Richard Serra y a la Sala de Protocolo, donde hay una exposición temporal a la que no pueden entrar las personas con silla de ruedas. También marcamos la escalinata que hay para bajar a las “Bóvedas”, donde habría que poner un ascensor. También nos parecieron “Inaccesibles” las puertas para salir al Patio de Sabatini, que son muy pesadas, y el cartel que indica que no se pueden hacer fotos con flash, que no está claro y debería poner la información también escrita.  En cambio, pegamos carteles de “Accesible” en lugares como el cartel que ahora explica claramente las tarifas gratuitas, en el acceso al guardarropa con rampa, en los ascensores, y en las rampas metálicas que permiten acceder a algunas salas. Al acabar la mañana despegamos los carteles de donde los habíamos puesto.

Esta actividad ha sido muy entretenida y, aunque al principio nos ha dado un poco de vergüenza por si nos decían algo, luego nos hemos animado a denunciar estos problemas de accesibilidad de esta forma tan original, y hemos empezado a ver y a señalizar cosas accesibles e inaccesibles mucho más rápido. La amabilidad de la mayoría del personal del museo también nos ha animado a interactuar con ellos y explicarles esta acción del día de la Accesibilidad.

(Autor: Santiago)

Estuvimos poniendo carteles de accesible y no accesible en los sitios que nosotros ya sabíamos que había problemas. También hicimos preguntas a las personas de seguridad que allí trabajan. Me sentí bien tanto con la gente que quiso como no quiso hacer las entrevistas. Creo que es importante hacer más días de accesibilidad para que las personas que tienen problemas de movilidad o discapacidad intelectual puedan ir a un museo sin tener ningún problema y puedan disfrutar del museo y del arte.

(Autor: Eugenio Huesa)

Estuvimos recorriendo el museo mirando las cosas que están o no accesibles para ir poniendo las cartelas. Además hicimos entrevistas al personal del museo; les preguntamos qué les parece el museo en cuanto accesibilidad; nos dijeron que va bien aunque hay que arreglar cosas que todavía están mal. Estuvimos poniendo las cartelas toda la mañana; además dos chicas fueron con nosotros y mientras poníamos las cartelas les íbamos explicando por qué no eran accesibles esos sitios. Me gustó que la gente viera los sitios que no son accesibles porque para mí es una manera de “denunciar” y poner en evidencia aquello que para algunos pasa desapercibido, para nosotros es un obstáculo.

(Autora: Mª Carmen Martín Amor)

Anuncios
A %d blogueros les gusta esto: