Tag Archives: Arte actual

Visitamos la expo de Yayoi Kusama

8 Jun

El pase de diapositivas requiere JavaScript.

María fue la persona que nos explicó antes de entrar quién era la artista japonesa Yayoi Kusama, qué tipo de obras realizaba, cómo las realizaba y la impresión que le suponía al realizar dichas obras.

Estuvimos viendo algunas de las obras que ha hecho durante su vida, que se exponían en distintas salas del Museo Reina Sofía. A la entrada había una sala que tenía balones de diferentes tamaños de color rojo con lunares blancos, era una sala de origen andaluz. También visitamos una especie de hogar nocturno romántico lleno de lunares de distintos colores. Luego vimos otra obra que era como una ciudad rodeada de espejos y además tenía agua y estaba repleta de luces; era muy parecida a la del hogar nocturno. Luego estuvimos en otras salas que tenían sillones, escaleras, zapatos, ropa diseñada por la artista y cuadros, realizados de manera extraña, de color blanco.

Me parecieron obras de arte bastante raras, pero muy originales y muy bonitas.

(Autora: Hassiba Seriak)

María nos explicó que la artista tuvo dos etapas: una en Japón y otra en EE.UU. En el paso de un continente a otro hubo una quema de cuadros; ella sólo se quedó con las fotos, y en Estados Unidos hizo cuadros con colores más vivos. La exposición de Yayoi Kusama está bien pero los sillones y sofas que ví me parecían asientos para torturar porque tenían unos salientes que parecían como clavos gordos. Tambien me gustó mucho la sala llena de puntos de colores; tengo la sensación de que con cada punto intentaba transmitir un tipo de energía.

(Autor: Manuel Lopez – Tercero Rico)   

Hubo muchas cosas que me gustaron en esta exposición; por ejemplo una sala a oscuras llena de lucecitas (aunque he de decir que en esta sala tuve un pequeño percance: metí el pie en el agua sin querer), me gustó por los colores que había. Me impresionó también bastante otra sala en la que parecía que salían tentáculos de pulpo del suelo. Y la habitación llena de muebles y con un montón de pegatinas de colores me impactó también mucho.

(Autor: Eugenio Huesa)

A mí me gustó de la exposición una parte en la que había un cuadro que parecía la forma de una cara y otro cuadro que tenía forma de un volcán y abajo como un río con agua.

(Autor: José Daneris)

Me gustó mucho la exposición de Yayoi Kusama porque me pareció muy original, muy divertida. La sala llena de luces me gustó mucho porque había bombillas y tambien un lugar donde aparecían tentáculos de pulpo del suelo; era todo muy atractivo.

(Autora: Mercedes Pulpón)

Las obras de Kusama me transmiten a la vez sufrimiento, enfermedad y una mirada visionaria. Desde que estuvimos en la exposición he tenido que volver varias veces para verlas de nuevo. Me fascina poder asistir a la instalación en la que uno se encuentra a oscuras rodeado de luces de colores que cambian paulatinamente de color y que se reflejan hasta el infinito, en patrones que parecen no repetirse nunca. Es lo más similar a poder mirar el universo una noche desde el desierto del Sahara. 

(Autora: Esther Moñivas)

Tengo la sensación de que esta artista pinta y crea la pura realidad, relacionada con la II Guerra Mundial. Opino que lo que trata de comunicar es cómo se siente ella y su pueblo ante la guerra. Por la tradición japonesa en aquella época era bastante dificil que una mujer se dedicara al arte pero ella transgredió las normas y afrontó la realidad, yéndose a Estados Unidos para dedicarse a la pintura. Me gustó toda la exposición pero sobre todo la nota de color que pone a todo. La sala a oscuras con las lucecitas me gustó mucho porque pienso que en aquella época vivía gente en cuevas que no tenían luz, y para la artista era un medio para manifestarlo.

(Autor: Manolo Fernández)

La exposición me pareció guay porque me gustan sus maneras de hacer arte. Lo que más me impresionó fue la habitación llena de puntos de colores; tengo la sensación que a la artista le gustan los puntos porque aparecen en muchas de sus obras; creo que la artista con esta habitación lo que quería hacer era llenarla de colorines. Otra de las obras que me gustó fue una que era una habitación a oscuras llena de lucitas de colores, me dió la impresión de que era una discoteca; parecía que las luces bailaban al son de la música.

(Autor: Antonio Jesús Luján)

La artista Yayoi Kusama es una mujer japonesa que tiene obras de arte y fotos desnuda. A la entrada de la exposición había unos balones gigantes llenos de puntos, porque esta artista estaba obsesionada con los puntos. Entramos a una habitación que estaba a oscuras y que parecía una puerta al infierno, porque cuando caminabamos tenía la sensación de que las paredes ardían y de que iba a salir el mismisimo Satanás.

(Autor: David Barrena)

Si quieres saber más sobre la exposición de Yayoi Kusama (MNCARS, 11 de mayo-12 de septiembre de 2011), visita el siguiente enlace:
http://www.museoreinasofia.es/exposiciones/actuales/kusama.html

Visitamos a los artistas de Debajo del Sombrero en Matadero

25 May

El pase de diapositivas requiere JavaScript.

Hoy el grupo Conect@ hemos ido al Matadero a conocer a un grupo de artistas con discapacidad intelectual que se llaman Debajo del Sombrero. El Matadero está en el barrio de Legazpi (Madrid), y es un un conjunto de edificios enorme donde se hacen muchas actividades culturales. Hay una parte que todavía está en obras.

Para llegar salimos del centro ocupacional a las: 9:30h de la mañana; fuimos andando hasta la estación de Las Retamas en Alcorcón, cogimos la Renfe hasta Embajadores, hicimos un transbordo, cogimos el metro hasta la Estación de Legazpi y allí nos bajamos.

Cuando salimos del metro nos estaban esperando Santi, Esther y María. Fuimos andando con ellos hacia el Matadero y nos presentaron a Montse y a Amanda; Amanda es una monitora que trabaja con los chicos de Debajo del Sombrero y Montse nos dijo que trabaja en la Universidad Complutense. Después nos fuimos a desayunar porque todavía era muy pronto, y al Matadero no nos dejaban pasar hasta las 11:00h. Durante ese rato hablamos de nuestras ideas y propuestas, y después nos fuimos al matadero a ver los talleres.

(Autores: José Danéris y Hassiba Seriak).

Junto al Terrario había una pizarra negra que tenía como fichas de dominó imantadas. En estas fichas había fotos de los chicos que hacen Debajo del Sombrero y también símbolos (ideogramas); si los unes puedes dejar mensajes, y nosotros dejamos un mensaje de que Conect@ había estado allí para escuchar, aprender y hablar con ellos.

En  esa misma pizarra negra, a la derecha, había una pantalla de T.V donde se veía un vídeo en el que salían figuras. El vídeo esta hecho en un taller de Debajo del Sombrero en el que los chicos construyen figuras y les hacen muchas fotos mientras las mueven poco a poco. Luego con un programa de ordenador las ponen todas muy seguidas y parece una película (esta técnica se llama “stop motion”).

(Autores: Manolo Fernández y Mercedes Pulpón)

La sala terrario es el lugar donde las personas que hacen Debajo del Sombrero trabajan, aunque por las tardes puede ir cualquier persona. Cuando entramos vimos a una chica que se llama Belén que estaba haciendo una “story board”. Nos explicaron que esto significa que antes de hacer una película, Belén dibuja las escenas principales para que a la hora de grabarla le resulte más fácil. También conocimos a Ariel y a Rubén. Estaban pintando en un lienzo muy grande con témpera. Ariel nos explicó que antes de pintar el lienzo Rubén hizo varios bocetos de su compañera Lola y de un canguro, de frente, de perfil… hasta dar con la imagen que más le gustaba para luego pasarlo al lienzo. Había otro chico que se llamaba Andrés que estaba escribiendo en un ordenador. Le enseñamos nuestras fotos editadas que llevamos impresas porque él también nos contó que hacía edición de fotografía. Le comentamos que tenemos un blog y que puede dejarnos mensajes cuando quiera.

(Autores: Eugenio Huesa y Raquel)

También había un hombre que trabajaba con madera. Me llamó la atención porque yo en mi centro estoy en el taller de caprintería. Estaba haciendo un collage con trozos de madera (todo el material es reciclado); el monitor que le ayudaba nos dijo que el criterio estético no importa, que lo importante es la libre creación.

(Autores: Antonio Luján y Raquel)

Carlos Mariscal es un artista incomprendido, que va en silla de ruedas, no puede hablar y se comunica de manera diferente, con pictogramas que han hecho sus profesores para que se comunique con ellos y con el resto del mundo. Nos ha enseñado un vídeo que ha hecho él montado en su silla de ruedas: se ha subido en el metro y tenía puesta una cámara de vídeo pequeña en un casco, e iba grabando un vídeo que se ha llamado 4 preguntas. Ha hecho entrevistas a la gente con unos carteles que les daba y tenían unas preguntas que ellos contestaban. Hace la misma tarea que nosotros dentro del museo, pero él la hace fuera; eso es un poco complicado porque Madrid siempre está en obras.

(Autor: David Barrena)

Matadero es muy grande y tiene muchas salas. Cuando salimos del Terrario nos fuimos a un taller de música que está en otro edificio. Allí había unos chicos que estaban tocando instrumentos de percusión, otro estaba bailando con una monitora y de música de fondo se escuchaba jazz.

(Autora: Mª Carmen M.Amor)

Por si queréis conocer a algunas de las personas que trabajan en este grupo y que van “Al Matadero sin miedo”, http://www.debajodelsombrero.org/videos/galeria/matadero.html

Algunas opiniones sobre la visita a Matadero

25 May

Manolo Fernández:

Me pareció muy bien porque hacen esculturas de madera, muebles, pinturas, cómics… Me gustó porque ellos hacen unas cosas y nosotros otras distintas aunque trabajamos en el mismo campo, el del arte y la discapacidad.

Antonio Luján:

El matadero es accesible porque tiene una rampa en la entrada. Me pareció bien lo que vimos porque trabajan allí, porque ponen su empeño y ganas.

Eugenio Huesa:

El día que fuimos al Matadero yo no me fijé en la accesibilidad porque estuve mirando todo lo que hacen las personas de debajo del sombrero.

Mercedes Pulpón:

Me gustó mucho y me pareció interesante todo lo que hacen allí porque son cosas diferentes a las que normalmente hago yo. Nosotros tenemos el blog y ellos hacen pinturas, cosas de madera…arte.

David Barrena:

Mi opinión es que tenía que haber más grupos como el de Debajo del Sombrero de arte, para personas discapacitadas en centros culturales y centros cívicos de Madrid y España, porque es interesante expresar la creatividad de cada uno.

Esther Moñivas:

Me ha encantado ver la creatividad de estas personas; a algunas como Belén o Andrés ya les conocía desde hace varios años y me emocionó mucho reencontrarles y ver que siguen trabajando en el campo del arte. Creo que es fantástico que haya gente interesada en proporcionarles apoyos y materiales para poder encontrar cada uno su propia manera de expresarse. Todo el mundo tiene cosas debajo del sombrero que decir… incluso los que no llevamos sombrero. Pero es que además hay personas que tienen muchísimas cosas que contar a otros, y de las que se puede aprender un montón.

Entramos en Tabacalera

16 Feb

Tabacalera era una  fábrica donde hacían el tabaco, pero ahora se ha convertido en un lugar para hacer distintas actividades muy creativas. Es un edificio muy antiguo, con aspecto de abandonado, que está en la plaza de Embajadores, y al que puede entrar cualquier persona, aunque fuera no hay ningún cartel que lo indique. Tampoco pone los horarios, de hecho nosotros llegamos a las 10:00 y nos lo encontramos totalmente cerrado, pero gracias a que ese día nos acompañaba Ícaro conseguimos que alguien nos abriera la puerta… Seguir leyendo

Nos gusta el arte crítico y poder tocar las cosas. Visitamos “Principio Potosí”

19 May

El pase de diapositivas requiere JavaScript.

En esta exposición hay arte moderno y antiguo mezclado. Por ejemplo había una pintura antigua de Santiago Apostol a caballo matando a los moros, y al lado unos ordenadores.

Al revés que en otras partes del museo, en esta exposición muchas de las obras se pueden tocar, como los anteojos que estaban colgados por un hilo, o los cascos donde se oía musica. Otras no se podían tocar, como un libro que era de piel de serpientes.  

Muchas de las obras son instalaciones, en las que los artistas ponen sus cosas como quieren. Algunas combinan lo moderno con lo viejo o antiguo. Por ejemplo hemos visto una istalacion de una casa de gente pobre de China: las patas de la cama eran de ladrillos, la mesa de la television y el ordenador era una caja de cartón de china, y había un calendario chino del 2010. Estas casas son muy austeras para tanta gente que vive ahí: viven mal, son muy pobres y trabajan en el campo.

Otra era una escalera que llevaba a un alto donde había fotos y herramientas de trabajadores pobres de China. El suelo se movía y daba sensación de inseguridad. Las personas en sillas de ruedas no habrían podido subir.

También había unas fotografias colgadas del techo. Eran como unas margaritas trasparentes que tenían una foto. Dentro de los pétalos había papeles o arena o tiera .

Había una sala que no se entendía nada porque estaba en otro idioma.

Algunas obras eran audiovisuales. En un video, gente de dinero hablaba de construir edificios y así ganar más dinero, y otros hablaban de cambiar la ley.

Cuando termina una exposicion temporal las paredes se tiran, y las obras se guardan, o se llevan a otro sitio, o se tiran (como los graffitis).

A quien lea este blog le recomiendo que vea esta exposición que han puesto en el Museo Reina Sofía de instalaciones sobre obras de arte denuciando cosas, y que cuando la vea nos ponga un comenterio en nuestro Blog Conect@. Las obras de arte que denuncian cosas suelen estar bien.

(Texto: Mari Carmen, José Daneris, Manuel Fermández, Antonio Luján y Manuel López-Tercero)

Si quieres saber más sobre la exposición Principio Potosí. ¿Cómo podemos cantar el canto del señor en tierra ajena? (MNCARS, 12 de mayo – 6 de septiembre de 2010), pincha aquí.

A %d blogueros les gusta esto: