Archivo | mayo, 2011

Visitamos a los artistas de Debajo del Sombrero en Matadero

25 May

El pase de diapositivas requiere JavaScript.

Hoy el grupo Conect@ hemos ido al Matadero a conocer a un grupo de artistas con discapacidad intelectual que se llaman Debajo del Sombrero. El Matadero está en el barrio de Legazpi (Madrid), y es un un conjunto de edificios enorme donde se hacen muchas actividades culturales. Hay una parte que todavía está en obras.

Para llegar salimos del centro ocupacional a las: 9:30h de la mañana; fuimos andando hasta la estación de Las Retamas en Alcorcón, cogimos la Renfe hasta Embajadores, hicimos un transbordo, cogimos el metro hasta la Estación de Legazpi y allí nos bajamos.

Cuando salimos del metro nos estaban esperando Santi, Esther y María. Fuimos andando con ellos hacia el Matadero y nos presentaron a Montse y a Amanda; Amanda es una monitora que trabaja con los chicos de Debajo del Sombrero y Montse nos dijo que trabaja en la Universidad Complutense. Después nos fuimos a desayunar porque todavía era muy pronto, y al Matadero no nos dejaban pasar hasta las 11:00h. Durante ese rato hablamos de nuestras ideas y propuestas, y después nos fuimos al matadero a ver los talleres.

(Autores: José Danéris y Hassiba Seriak).

Junto al Terrario había una pizarra negra que tenía como fichas de dominó imantadas. En estas fichas había fotos de los chicos que hacen Debajo del Sombrero y también símbolos (ideogramas); si los unes puedes dejar mensajes, y nosotros dejamos un mensaje de que Conect@ había estado allí para escuchar, aprender y hablar con ellos.

En  esa misma pizarra negra, a la derecha, había una pantalla de T.V donde se veía un vídeo en el que salían figuras. El vídeo esta hecho en un taller de Debajo del Sombrero en el que los chicos construyen figuras y les hacen muchas fotos mientras las mueven poco a poco. Luego con un programa de ordenador las ponen todas muy seguidas y parece una película (esta técnica se llama “stop motion”).

(Autores: Manolo Fernández y Mercedes Pulpón)

La sala terrario es el lugar donde las personas que hacen Debajo del Sombrero trabajan, aunque por las tardes puede ir cualquier persona. Cuando entramos vimos a una chica que se llama Belén que estaba haciendo una “story board”. Nos explicaron que esto significa que antes de hacer una película, Belén dibuja las escenas principales para que a la hora de grabarla le resulte más fácil. También conocimos a Ariel y a Rubén. Estaban pintando en un lienzo muy grande con témpera. Ariel nos explicó que antes de pintar el lienzo Rubén hizo varios bocetos de su compañera Lola y de un canguro, de frente, de perfil… hasta dar con la imagen que más le gustaba para luego pasarlo al lienzo. Había otro chico que se llamaba Andrés que estaba escribiendo en un ordenador. Le enseñamos nuestras fotos editadas que llevamos impresas porque él también nos contó que hacía edición de fotografía. Le comentamos que tenemos un blog y que puede dejarnos mensajes cuando quiera.

(Autores: Eugenio Huesa y Raquel)

También había un hombre que trabajaba con madera. Me llamó la atención porque yo en mi centro estoy en el taller de caprintería. Estaba haciendo un collage con trozos de madera (todo el material es reciclado); el monitor que le ayudaba nos dijo que el criterio estético no importa, que lo importante es la libre creación.

(Autores: Antonio Luján y Raquel)

Carlos Mariscal es un artista incomprendido, que va en silla de ruedas, no puede hablar y se comunica de manera diferente, con pictogramas que han hecho sus profesores para que se comunique con ellos y con el resto del mundo. Nos ha enseñado un vídeo que ha hecho él montado en su silla de ruedas: se ha subido en el metro y tenía puesta una cámara de vídeo pequeña en un casco, e iba grabando un vídeo que se ha llamado 4 preguntas. Ha hecho entrevistas a la gente con unos carteles que les daba y tenían unas preguntas que ellos contestaban. Hace la misma tarea que nosotros dentro del museo, pero él la hace fuera; eso es un poco complicado porque Madrid siempre está en obras.

(Autor: David Barrena)

Matadero es muy grande y tiene muchas salas. Cuando salimos del Terrario nos fuimos a un taller de música que está en otro edificio. Allí había unos chicos que estaban tocando instrumentos de percusión, otro estaba bailando con una monitora y de música de fondo se escuchaba jazz.

(Autora: Mª Carmen M.Amor)

Por si queréis conocer a algunas de las personas que trabajan en este grupo y que van “Al Matadero sin miedo”, http://www.debajodelsombrero.org/videos/galeria/matadero.html

Algunas opiniones sobre la visita a Matadero

25 May

Manolo Fernández:

Me pareció muy bien porque hacen esculturas de madera, muebles, pinturas, cómics… Me gustó porque ellos hacen unas cosas y nosotros otras distintas aunque trabajamos en el mismo campo, el del arte y la discapacidad.

Antonio Luján:

El matadero es accesible porque tiene una rampa en la entrada. Me pareció bien lo que vimos porque trabajan allí, porque ponen su empeño y ganas.

Eugenio Huesa:

El día que fuimos al Matadero yo no me fijé en la accesibilidad porque estuve mirando todo lo que hacen las personas de debajo del sombrero.

Mercedes Pulpón:

Me gustó mucho y me pareció interesante todo lo que hacen allí porque son cosas diferentes a las que normalmente hago yo. Nosotros tenemos el blog y ellos hacen pinturas, cosas de madera…arte.

David Barrena:

Mi opinión es que tenía que haber más grupos como el de Debajo del Sombrero de arte, para personas discapacitadas en centros culturales y centros cívicos de Madrid y España, porque es interesante expresar la creatividad de cada uno.

Esther Moñivas:

Me ha encantado ver la creatividad de estas personas; a algunas como Belén o Andrés ya les conocía desde hace varios años y me emocionó mucho reencontrarles y ver que siguen trabajando en el campo del arte. Creo que es fantástico que haya gente interesada en proporcionarles apoyos y materiales para poder encontrar cada uno su propia manera de expresarse. Todo el mundo tiene cosas debajo del sombrero que decir… incluso los que no llevamos sombrero. Pero es que además hay personas que tienen muchísimas cosas que contar a otros, y de las que se puede aprender un montón.

Entrevistas para nuestro cortometraje

11 May

El pase de diapositivas requiere JavaScript.

El grupo de Conect@ está grabando algunas escenas de entrevistas para el cortometraje que vamos a montar. Yo hacía las preguntas a mis compañeros; les preguntaba cosas sobre la accesibilidad del museo, sobre cómo es nuestro grupo, sobre la experiencia de trabajar y participar en este proyecto. Al hacer las preguntas me sentía bien además de gustarme; me siento más cómodo haciendo de entrevistador que siendo entrevistado.

(Autor: Jose Daneris)

Sacamos dos sillones  fuera de la sala de trabajo, el trípode y la cámara de video. También un foco para iluminar porque la sala es un poco oscura y un cartel que pegamos en la pared. Jose me preguntó sobre el día de la accesibilidad y qué pienso sobre la gente que tiene discapacidad en los museos. Me ha gustado hacer este video, me ha parecido una experiencia guay y creo que lo he hecho bien; no siento ningún miedo delante de una cámara de vídeo y tampoco me corto.

(Autor: Antonio Luján)

La experiencia me parece bien porque adquirimos tablas delante de una cámara. Me he sentido cómodo en esta entrevista. Mi compañero Daneris me hizo unas preguntas sobre el museo y yo le contesté que considero que todo el mundo tiene que ir a los museos. Para hacer el vídeo me senté en una butaca que habían preparado los demás en una sala en silencio.

(Autor: Manolo Fernandez)

La experiencia de estar deslumbrado delante de un foco, con una cámara a un metro de distancia para que pueda grabarse el sonido, compañeros haciéndote preguntas que no te has preparado previamente y otros haciéndote fotos, no parece la más sencilla. Sin embargo, es sorprendente cómo en dos años nos hemos acostumbrado a estas cosas, y ahora estamos preparados para poder decir con naturalidad lo que se nos ocurre. Siempre seguimos teniendo algo de nervios, y siempre pensamos que igual en otra toma podríamos haber dicho las ideas mejor… pero es que lo importante precisamente es lo que estamos haciendo: expresarnos, sin más, atrevernos a cometer todos los errores que haga falta y coger confianza poco a poco. Y es que no somos actores, somos personas!

(Autora: Esther Moñivas)

Proyecto creativo con retratos digitales

11 May

El pase de diapositivas requiere JavaScript.

A partir de una proposición que nos hizo el Equipo y de un vídeo que vimos de Jordi Teixidó, hace algunos meses empezamos a hacer sesiones fotográficas entre nosotros de partes del cuerpo. La idea, en principio, era hacer una collage con todas las imágenes de fragmentos de nuestros cuerpos y de los del Equipo. Este collage estuvo un tiempo expuesto en la sala que compartimos, aunque nunca terminamos de completarlo, quizás porque no hacía falta o porque no conseguimos todas las fotografías necesarias.

Este último mes hemos decidido reutilizar aquellas series de imágenes para continuar trabajando de manera creativa, aunque ahora utilizando un programa del ordenador para editarlas (el XnView). Hemos empezando dejando unos pocos iconos a la vista y vamos ampliándolos en cada sesión. Los resultados son para todos sorprendentes. Hay que tener en cuenta que algunos de nosotros hemos tenido pocas ocasiones de trabajar en un ordenador en nuestras vidas, y que aún nos cuesta comprender cómo funciona el ratón, el teclado y la manera de moverse en un entorno digital. Sin embargo, nada supera al interés, y de eso hay mucho.

Vamos a ver ahora si podemos exponerlas en algún lugar… os avisaremos!

(Autora: Esther Moñivas)

La experiencia con la edición de fotografía digital

11 May

El pase de diapositivas requiere JavaScript.

Primero estuvimos viendo las fotos en el ordenador con los compañeros y me gustó la experiencia mucho porque era muy divertido. Cortamos cada uno partes del cuerpo y nos poníamos al revés y de medio lado.

(Autora: Mercedes Pulpón)

El primer día la edición de foto me pareció un poco difícil porque nunca lo habíamos hecho antes. Con el paso del rato le fuimos pillando el truquillo. Estuvimos jugando con los colores, aumentando o disminuyendo la foto, recortándola…

(Autor: Manolo Fernández)

El programa de editar fotos me gusta mucho porque puedo cambiar las fotos de colores, recortarlas… Y me gustaría tener este programa para cuando me canse de las fotos en blanco y negro y ponerlas a colorines; por ejemplo una foto que sea blanca y negra ponerla como la bandera de España roja y amarilla o dejar sólo una parte de la foto así.

La experiencia que hemos tenido a mi parecer es muy buena cosa para aprender a poner las fotos más grandes, cambiarlas de color, hacerlas rotar, solearlas, deshacerlas, cortarlas… también he aprendido más informática.

(Autor: Manuel Lopez-Tercero Rico)

Me gusta porque haces una composición y aprendes a combinar los colores como lo hacen los artistas. Había muchos  botones: para ampliar, recortar, quitar brillo,  poner color… y usándolos salían fotos que me gustaban. Cada uno ponía en la foto el título que le gustaba.

Nota: salieron títulos muy curiosos, como Brazo nuclear, Hombre monstruo, Manos de colores con virus, Olor infrarojo radioactivo, Mercedes doradaCorte de manga en azulífero exagorita terciario, por poner algunos ejemplos.

(Autora: Mª Carmen Martín Amor, Nota de Esther Moñivas)

Con este programa se pueden recortar partes de una persona; se pueden poner con más o menos brillo; darles formas, ponerlas de lado o boca abajo, darles y quitarles color. Puede verse como quedan y si no te gusta retocarlas. Luego salen personajes terroríficos y de dibujos animados.  Me gustaría tener este programa en mi ordenador porque considero que se me da bien; el trabajo de editar fotos ha sido una cosa que me ha gustado mucho y que he aprendido rápido. Han quedado fotos muy interesantes.

(Autor: David Barrena)

Al hacer la edición de fotos hicimos contrastes de tonalidades, mezcla de colores. Me sentí un poco confuso al principio porque nunca había hecho nada parecido y un poco nervioso y después ansioso, pero después me fui poco a poco manejando mejor, manipulando las fotos. Había algunas que después parecían unos mapas de una antigua región de un planeta remoto. Las fotos iniciales eran partes del cuerpo en distintas posiciones.

(Autor: Lorenzo Gracia)

La experiencia de la foto en el ordenador me ha parecido muy bien porque hemos aprendido a hacer cosas nuevas.

(Autor: José Daneris)

Exposición de fotografía obrera; “Una luz dura, sin compasión”

11 May

El pase de diapositivas requiere JavaScript.

Hoy hemos visitado una exposición del Reina Sofía titulada “Una luz dura, sin compasión. El movimiento de la fotografía obrera, 1926-1939”. Para ello, hemos estado hablando sobre lo que íbamos a ver unos minutos antes de entrar, y después hemos ido por primera vez cada cual a su ritmo, de manera autónoma, recorriendo la exposición. Hemos quedado todos a una hora determinada al final para irnos a desayunar juntos y comentar lo que nos había parecido la experiencia.

Esta exposición presenta la historia de la fotografía documental realizada por fotógrafos no profesionales, retratando el día a día de las clases trabajadoras tanto en el campo como en la ciudad a través de una enorme selección de imágenes, carteles, películas, periódicos, etc.

(Autora: Esther Moñivas)

Me gustó la exposición; algunas fotos me llamaron la atención y otras no porque eran de la guerra y me daba un poco de miedo; en las fotos se ve como mataban a la gente; se veían fotos donde la gente vivía en el campo y lo pasé mal porque me daba impresión ver esta situación. Hicimos fotos para luego colgarlas en el blog; espero ver cosas más bonitas porque a mi la guerra no me gusta mucho y tampoco ver a la gente sufrir.

(Autora: MªCarmen M. Amor)

Me gustaron mucho las fotos. En ellas se veía a gente pobre y otra gente trabajando; la gente pobre me daba pena porque no tenían casa porque la guerra las había destruido. También estuve viendo películas en blanco y negro sobre los desastres de la guerra.

(Autor: Eugenio Huesa)

Las fotos de la guerra que vi me gustaron porque son antiguas; había portadas de revistas antiguas; se veía a la gente en la calle porque estaban en guerra.

(Autor: Antonio Luján).

La exposición de fotografía obrera ha sido una experiencia interesante para mí. He visto distintos retratos e imágenes en blanco y negro.

Tabién había escenas desagradables porque en algunas de las fotos aparecían niños pequeños trabajando en el campo como esclavos, ganándose la vida para poder comer y vivir debido a la enorme pobreza que existía en aquella época por el motivo de la guerra civil que mató a miles de personas y detruyó casi toda una población. Las pocas personas que todavía quedaron con vida, estaban muy tristes porque lo habían perdido todo, se habían quedado sin sus casas para poder vivir, también habían perdido a sus familiares más queridos, a sus amigos de la infancia.

La guerra no me gusta para nada porque se pasa muy mal, porque se causa mucho odio, mueren muchas personas y queda todo un pueblo o ciudad completamente destruido. Es muy desagradable para todas las personas que la viven y para las personas que vemos en televisión en las noticias transmitidas en el del telediario a la hora de la comida y de la cena; se nos ponen los pelos de punta y se nos quitan las ganas de comer. La guerra no es plato de buen gusto, no deseemos la guerra a nadie, ni al peor enemigo que existe en el mundo.

(Autora: Hassiba Seriak)

A %d blogueros les gusta esto: